El Lab, el nuevo tejido social de Internet

1. El nuevo meme.

El pasado 5 de septiembre, la Red Europea de Living Labs (ENoLL) anunció los resultados de la octava onda de adhesiones y dio la bienvenida oficial a los nuevos miembros aprobados en la convocatoria de 2014. Esta ceremonia de bienvenida tuvo lugar durante las jornadas de la conferencia anual de Livings Labs organizada por la ENoLL, OpenLivingLab Days, que se celebró en De Nieuwe Liefde en Amsterdam, Holanda.

25 nuevos Living Labs fueron acreditados. Algunos de ellos procedían de países europeos, pero una gran cantidad de ellos eran de lugares como Adelaide Living Laboratory en Australia, RehabMaLL (Canadá), o el Smart Jeddah Living Lab (Arabia Saudí). También se reconocieron dos Living Labs catalanes más: el Health Care Innovation Lab Orbital40 en Terrassa y UAB Smart Campus en Bellaterra.

Paso a paso los living labs están recibiendo el impulso a nivel mundial. Al final de la conferencia, se anunció que el encuentro de 2015 será en Estambul, Turquía, organizado por Basakshair Living Lab, una de las 18 ciudades de la maravillosa metrópoli de la Bosphor. Los Livings Labs estarán mirando hacia el Este el próximo año.

Internet está llegando a la mayoría de edad. Después de dos décadas de avances tecnológicos básicos, la red está lista para cambiar la economía y la sociedad. La siguiente Internet es la Internet de la economía y la sociedad. Lo que hemos visto hasta ahora es una nueva tecnología revolucionaria que conecta las viejas estructuras económicas, políticas y sociales de la era industrial. Las antiguas instituciones académicas siguen aquí. Las viejas corporaciones económicas son las mismas. Los viejos Estados nacionales todavía conservan su antiguo poder. El espíritu disruptivo de los ingenieros y científicos de Internet no se ha visto acompañado de un gran número de innovaciones procedentes de la nueva generación de "ingenieros" económicos, sociales y políticos. Por el contrario, la falta de esta ola de innovaciones está poniendo en peligro los principios disruptivos de Internet, lo que permite el renacimiento de nuevos fideicomisos de la red, como Google, Apple, Facebook, Amazon, es decir, la familia GAFA. Lo que tenemos ahora es Vint Cerf sirviendo a Adam Smith, a la tecnología del siglo XXI ayudando a la supervivencia de las ideas económicas del siglo XVIII.

Sin embargo, las oportunidades están ahí. Internet surgió como la tecnología experimental de una red de científicos informáticos e ingenieros. Todavía es una instalación abierta y, lo más importante, un laboratorio, un collaboratory en términos de W.Wulff1. Como Internet se ha expandido de forma alarmante en los últimos 20 años, pasando de unos pocos millones de académicos a casi 3.000 millones de usuarios, el carácter experimental de la red también se ha ampliado, generando un hambre permanente de innovación sin necesidad de permiso. El Lab se ha convertido en un denominador común de las nuevas instituciones que surgen de la Net, o de las viejas organizaciones animadas con este espíritu de novedad y cambio. Al igual que en los últimos 20 años la Net se convirtió en un meme, una unidad para llevar conjuntamente ideas culturales y esperanzas2, los próximos 20 años, el Lab podría ser "le motte de orden" del mundo digital.

2. "Dar poder a todo el mundo para innovar".

El 4 de septiembre, en Amsterdam, también se presentó la Comisión de la Red Europea de Living Labs (ENoLL). Había que definir una visión común para ayudar a la comunidad de Living Labs, en constante crecimiento, a compartir un valor común. Artur Serra, el director adjunto de la Fundación i2CAT, abrió la jornada presentando como idea común de Living Labs el lema: "La innovación es para todos". Si en los años 90, la sociedad de Internet adoptó la idea de "internet es para todos", tal vez el próximo paso podría ser capacitar a cada ciudadano con competencias para innovar utilizando Internet. Tras un intenso debate, se estableció en consenso una visión compartida, formulada por Jarmo Eskelinen: "dar poder a todos para innovar".

El movimiento Living Lab no es la única red que implementa una estructura de laboratorio. El pasado junio de 2014, tuvo lugar la Fab10 en Barcelona como congreso mundial de la red FabLab. El éxito fue impresionante. Una nueva red de fabricantes está cambiando la manera en que pensamos sobre la fabricación, democratizando el tejido industrial. Detrás de las demostraciones de "smart city" en muchas ciudades, hay una comunidad viva de innovadores urbanos, de espacios de trabajo conjunto, citilabs, que están impulsando los esfuerzos hacia datos abiertos. Los transmedia lab, algunos de ellos procedentes del tradicional Medilab del MIT, están ahora convergiendo con hackerspaces y empresarios creativos que tratan de hacer crecer una visión diferente de las ciudades mucho más como espacios "ejecutables" como Bristol, Reino Unido. Incluso las grandes empresas tradicionales están redefiniendo sus clásicas estrategias de innovación a partir de la creación de nuevos "espacios de co-innovación" como la compañía española Mercadona, abierta a trabajar con sus clientes de una manera similar al living lab3. La Network Society se está transformando en una Lab Society o simplemente en El Lab.

 3. ¿Hacia un sistema de innovación universal?

Estamos en una encrucijada histórica. En Europa hemos producido en el último siglo diferentes sistemas universales, después de la gran crisis social y económica que ha estado cubriendo los servicios básicos de educación y salud para toda la población. Ahora bien, lo que es discutible es si estos sistemas deben ser gestionados por los Estados o prestados por la iniciativa privada o una combinación de ambos, pero nadie cuestiona este derecho social. Los sistemas de innovación han aparecido muy recientemente, sobre todo después de la segunda guerra mundial. La necesidad de tal conflicto militar puso en marcha estrategias nacionales para establecer un sistema que reunió a los mejores científicos y laboratorios industriales del país bajo la dirección de los organismos nacionales. DARPA, en EEUU, ha sido fundamental en el apoyo a la investigación pionera sobre el "procesamiento de información", y luego sobre "la ciencia y la tecnología informática". En la mayoría de los países desarrollados el modelo se ha cristalizado en los años 70 en forma de triple hélice, conectando el mundo académico, las grandes empresas y los gobiernos nacionales. Pero este modelo no explica lo que está sucediendo con la llegada de Internet en los años 90.

Más recientemente, un nuevo modelo llamado cuádruple hélice se está abriendo camino en la estrategia de la Unión Europea hacia el 2020. ¿Quién es el cuarto actor? De hecho, puede ser cualquier más allá de los tradicionales actores. Puede ser una municipalidad local, o un conjunto de escuelas, o un grupo de artistas. En los próximos años podremos ver una ampliación de la base de la pirámide. Quizás es hora de considerar si la innovación tiene que ser también aceptada como el nuevo sistema universal, el tipo de estructura que necesita la próxima sociedad del conocimiento. Los Living Labs deben ser rediseñados como Citizens Labs como base para este nuevo tipo de sistemas.

Facebook Twitter Twitter More...